Deborah Shaffer habla sobre honrar a una artista pionera en “Queen of Hearts: Audrey Flack”


La cineasta ganadora de un Oscar, Deborah Shaffer, comenzó a hacer documentales sobre temas sociales como miembro del colectivo Newsreel en los años 70. Fue cofundadora de Pandora Films, una de las primeras compañías cinematográficas de mujeres. Sus créditos como directora incluyen “Testigo de la guerra: Dr. Charlie Clements”, que ganó el Oscar al mejor cortometraje documental en 1985, “The Wobblies”, “Fire From the Mountain”, “Dance of Hope”, “From the Ashes: 10 artistas ”y“ From the Ashes: Epilogue ”. Ha dirigido varios programas de televisión pública ganadores de un Emmy sobre las mujeres y las artes. Shaffer ha recibido una beca Guggenheim y el premio Irene Diamond Lifetime Achievement Award del Human Rights Watch Film Festival.

“Queen of Hearts: Audrey Flack” llega a los cines virtuales el 13 de noviembre. La película está codirigida por Rachel Reichman.

W&H: Descríbanos la película con sus propias palabras.

DS: La octogenaria Audrey Flack es una pionera en la historia del arte en Estados Unidos. Feminista, rebelde, madre y maestra, la controvertida carrera de Flack evolucionó del expresionismo abstracto de los años 50 al fotorrealismo de los 70. “Queen of Hearts” sigue a Flack cuando regresa a pintar sobre lienzo por primera vez en cuatro décadas y revela sus luchas a largo plazo como madre de un niño autista.

Provocador e inspiración, Flack tiene algo genuino que comunicar al mundo en un retrato conmovedor de un artista que todavía está buscando.

W&H: ¿Qué le atrajo de esta historia?

DS: Mi atracción inicial fue la propia Audrey Flack, especialmente su dinamismo y capacidad para contar historias. Como he estado haciendo documentales independientes durante 50 años, también estaba particularmente interesado en los desafíos que enfrenta un artista mayor.

W&H: ¿En qué quiere que la gente piense después de ver la película?

DS: ¡Nunca quisiera ser prescriptivo al dirigir a una audiencia qué pensar! Quiero que se rindan y experimenten la película como lo harían con cualquier buena historia narrativa: que se dejen llevar por ella, que rían y lloren y, con suerte, sí, al final, que se sientan enriquecidos al conocer a Audrey Flack.

W&H: ¿Cuál fue el mayor desafío al realizar la película?

DS: Hubo dos grandes desafíos. El primero fue conseguir financiación para la película.

El segundo fue encontrar una estructura en la sala de edición. Trabajé con mi codirectora / editora Rachel Reichman durante un período de un año tratando de descubrir cómo contar la historia personal de Audrey de una manera dinámica, y también de integrar la historia cultural, social y del arte de la época que ella vivía. mediante. Fue un gran desafío. Al menos cuatro veces pensamos que lo habíamos clavado, y cuando invitamos a colegas de cine para que nos dieran su opinión, nos decepcionaron mucho sus respuestas. Era una cuestión de equilibrio y poner las cosas en la secuencia correcta. Exponerlo cronológicamente fue realmente aburrido.

W&H: ¿Cómo consiguió la financiación de su película? Comparta algunas ideas sobre cómo se hizo la película.

DS: Fue casi imposible conseguir financiación para esta película. Al final, tuvimos subvenciones para aproximadamente el 25 por ciento del presupuesto, una por $ 25,000 y el resto con un promedio de $ 5,000. Tuvimos un productor ejecutivo que contribuyó con el 10 por ciento. El 50 por ciento restante del presupuesto en efectivo necesario para el proyecto provino de mis ahorros personales. Nunca antes había hecho eso para una película, y no lo volveré a hacer, lo que me deja preguntándome cómo financiaré la próxima.

Además, comenzamos con una joven directora de fotografía que acababa de terminar en la escuela de cine de la Universidad de Nueva York, Elizabeth Nichols, que resultó ser increíble. Y todavía debo salarios diferidos, principalmente a mi codirector / editor, que estuvo en el proyecto durante dos años, intermitentemente, lo que representa el 15 por ciento restante.

Aunque he contribuido a muchas películas de colaboración colectiva, personalmente era reacio a seguir ese camino. También son mucho trabajo.

W&H: ¿Qué te inspiró a convertirte en cineasta?

DS: Me metí en el cine a principios de los 70 gracias a mi activismo en el Movimiento contra la Guerra de Vietnam y el Movimiento de Mujeres. Me uní a un grupo cinematográfico radical, Newsreel, justo en el momento en que las mujeres exigían acceso a formación, equipos, material cinematográfico y toma de decisiones.

Descubrí que me sentía mucho más cómodo detrás del proyector, y luego de la cámara, que al frente dando discursos o dirigiendo reuniones. Vi de primera mano el poder del cine para provocar discusiones, cambiar la mentalidad de la gente y provocar acción, y descubrí el amor por el arte cinematográfico.

En Newsreel hicimos todo el trabajo de manera colaborativa, lo que tuvo su lado negativo, pero significó que todos aprendimos a hacer cada trabajo, incluida la dirección. Finalmente, me incliné por la edición, lo que terminé haciendo profesionalmente para mantenerme mientras dirigía películas independientes durante 20 años.

W&H: ¿Qué consejo tienes para otras directoras?

DS: El consejo que siempre doy a los aspirantes a cineastas es no aceptar un “no” por respuesta. Tienes que ser persistente, encontrar una forma de sortear las barreras y nunca rendirte. Trate de formular las preguntas de tal manera que pueda mantener el dedo del pie en la puerta. No sé si alguien me dio ese consejo o lo inventé yo mismo.

Además, tienes que desarrollar una piel muy gruesa y ser capaz de soportar mucho rechazo de los patrocinadores, los sujetos, los festivales, etc. No puedes tomártelo como algo personal.

W&H: Nombra tu película favorita dirigida por mujeres y por qué.

DS: Hay tantas mujeres directoras que admiro. Jane Campion por su parte, especialmente “The Piano” y “Top of the Lake”. Ava DuVernay, por sus largometrajes, documentales y trabajos televisivos. Julia Reichert, Barbara Kopple, Heidi Ewing y Rachel Grady, Liz Garbus, Garrett Bradley. ¡Estoy seguro de que estoy dejando fuera a mucha gente!

W&H: ¿Cómo se está adaptando a la vida durante la pandemia de COVID-19? ¿Sigues siendo creativo y, de ser así, cómo?

DS: Me mudé al norte del estado de Nueva York desde Brooklyn a principios de la pandemia porque a mi hermana le diagnosticaron un cáncer terminal a principios de marzo. Estuve muy involucrado en su cuidado hasta que falleció a mediados de septiembre.

Simultáneamente, he estado preparando “Queen of Hearts: Audrey Flack” para su próximo estreno en cines durante la pandemia, participando en festivales virtuales, incluyendo Zoom Q & A, asegurando la distribución, finalizando los derechos musicales, corrigiendo algunos problemas de mezcla de sonido y en línea, y diseño de materiales publicitarios. He participado en docenas de seminarios web profesionales de Zoom sobre distribución virtual, la naturaleza cambiante de la producción, etc.

Espero tener un poco de tiempo libre ahora para leer y considerar mi próximo movimiento. Tengo muchas ideas para nuevas películas, pero estoy averiguando cómo conseguir financiación y [made] mientras la pandemia está en auge.

He echado mucho de menos los viajes y las interacciones en vivo con el público que habría obtenido de los festivales. Me temo que será un invierno largo, pero parece que pronto llegarán buenas noticias para una vacuna eficaz.

W&H: Las recientes protestas en los EE. UU. Y en el extranjero han puesto de relieve el racismo y la brutalidad policial contra los negros. La industria del cine tiene una larga historia de subrepresentar a las personas de color en la pantalla y detrás de escena y de reforzar – y crear – estereotipos negativos. ¿Qué acciones cree que se deben tomar para que Hollywood y / o el mundo de la documentación sean más inclusivos?

DS: Recientemente he estado revisando mi propia historia de mayoría de edad en los movimientos sociales de finales de los 60 y principios de los 70 y ha sido una experiencia aleccionadora. Mirando hacia atrás, y comparándolo con el presente, aunque nuestra sociedad ha logrado un progreso tremendo en 50 años en muchas áreas, hay muchas cosas que no han cambiado.

Estados Unidos se fundó sobre la base del racismo estructural, y tenemos mucho trabajo por hacer para enfrentar y desmantelar esas estructuras profundamente arraigadas. Se puede encontrar un buen comienzo para analizar algunos de estos temas en lo que respecta a la realización de documentales en particular. en el sitio web de la Asociación Internacional de Documentales.

Latest articles

Cinco cosas que deberías poder hacer cuando termine el estado de alarma en España

Con menos de 48 horas para que la mayoría de las restricciones de Covid existentes dejen de ser aplicables en España, le brindamos...

Cada Episodio 2 Huevo de Pascua y Secreto

La criatura que causa todos los problemas en el episodio 2 de Star Wars: El mal lote es un nexu. Si...

266 mil empleos, tasa de desempleo del 6,1%

por Riesgo calculado en 07/05/2021 08:41:00 a.m. Desde el BLS: El empleo total no agrícola en nómina aumentó en 266.000 en abril, y la...

En este día: 7 de mayo de 2015

En 2015, Tom Hardy y Charlize Theron estuvieron entre las estrellas en el estreno en Los Ángeles de "Mad Max: Fury Road", junto...
49.6k Followers
Follow

Related articles

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here

Translate »