Mihail Sebastian: Cómo vivió, amó y sobrevivió un escritor judío en la Rumanía de la Segunda Guerra Mundial


La novela Mujeres de 1933 de Mihail Sebastian recibe solo dos menciones en los voluminosos diarios que mantuvo en la última década de su vida, una época en la que su Rumanía natal, como la mayor parte de Europa, descendía al fascismo y, en última instancia, a la violencia de la Segunda Guerra Mundial.

En una entrada hecha el 17 de diciembre de 1935, Sebastian hace referencia a Femei, como se titula en rumano, en un recuento de una discusión con su novia, Maryse, quien está enojada porque un gesto romántico que ella había considerado hacer había sido hecho por uno de los personajes del libro. Abandona su plan, reprende celosamente a Sebastian, como “habrías pensado que estaba copiando a tu heroína”.

El otro llega un año después, en octubre de 1936, en un contexto muy diferente. Sebastián está en un evento en Bucarest cuando un amigo le dice que su novela acababa de ser citada por un orador para presentar un argumento antisemita. Sebastián se enfrenta al hablante, no por su antisemitismo sino porque cree que nunca escribió las palabras. Más tarde se da cuenta de que lo hizo y telegrama al hablante para disculparse.

Por dos mil años

Que la novela, una de las cuatro que Sebastian escribió en su corta vida, reciba solo dos menciones en sus diarios, quizás no sea inusual. Tenía solo 25 años cuando se publicó Mujeres, y un año después encontraría fama y notoriedad con For Two Thousand Years, una novela vívida e inquietante sobre el antisemitismo y la vida de una joven estudiante judía en Rumania.

Sebastian comenzó a llevar un diario al año siguiente hasta su muerte en 1945. Sacado de contrabando de la Rumanía comunista en la década de 1960, sus diarios no se publicaron hasta 1996 y fueron una bomba en su país natal, lo que obligó a un reconocimiento nacional de los crímenes perpetrados contra los judíos. población durante las décadas de 1930 y 1940, y la culpabilidad de los rumanos comunes en ellos.

Pero igualmente las dos referencias son reveladoras. Además de documentar su vida como judío en la Europa controlada por los nazis, los diarios de Sebastian están llenos de relatos de sus amores con mujeres, peleas, malentendidos, pasiones, reconciliaciones, todo contado con una inocencia entrañable. Es un joven enamorado, como cualquier joven enamorado, en cualquier lugar, en los mejores y peores momentos de la historia.

Sus relaciones, sobre todo con una joven actriz, Leni, sirven de contrapunto a ese descenso violento y venenoso que sufrió Rumanía entre 1935 y 1945, cuando el país se alió y finalmente ocupó las fuerzas nazis. Decenas de miles de judíos rumanos fueron deportados a los campos de exterminio nazis, donde casi todos murieron.

Es la segunda referencia que insinúa este lado más oscuro de la vida que Sebastian, nacido Iosif Mendel Hechter, llevó en los años entre guerras en Rumanía. Como su protagonista de Por dos mil años, vivió con el antisemitismo a diario primero como estudiante y luego como dramaturgo y abogado. Era una parte cotidiana de su vida: la retórica y, cada vez más a medida que la década de 1920 se convirtió en la de 1930, la violencia.

Antisemitismo

“’Judío cobarde’ […]. Crecí con ese grito, me escupió por detrás ”, escribe Sebastian al principio del libro. “Me han golpeado. Eso es todo lo que sé […]. Vi su puño levantado. Era un extraño: tal vez era la primera vez que me veía ”.

No es solo el abuso y la violencia de extraños lo que está documentado en sus diarios, sino también el de sus conocidos. Uno a uno, sus amigos, colegas y mentores pasan de intelectuales burgueses liberales a antisemitas virulentos y sin complejos. Pierde su trabajo, sus obras no pueden representarse en teatros y se vuelve cada vez más aislado. Al final, está solo.

No es solo el hecho de que un intelectual en buena compañía en la década de 1930 en Bucarest haría un argumento antisemita que intriga sobre la referencia de Sebastián a las mujeres, sino cómo el propio Sebastián lo maneja. Aborda al hablante por la precisión de la metáfora (que, en Mujeres, había utilizado originalmente para describir un estado de satisfacción poscoital) y luego se disculpa por su error.

Es la forma en que vivió con el antisemitismo lo que de muchas maneras definió la corta vida de Sebastian, mucho antes de los horrores del Holocausto. En 1934, Sebastián le pidió al filósofo Nae Ionescu que escribiera un reenvío para For Two Thousand Years. Cuando Ionescu entregó un vicioso tratado antisemita que insultaba al autor personalmente y a los judíos rumanos en general, Sebastián instruyó a su editor para que lo publicara.

Incluso después de eso, Sebastian continuó venerando a Ionescu, expresando preocupación genuina cuando fue detenido en un campo de trabajo forzado por su participación con la Guardia de Hierro a fines de la década de 1930 y lamentando su muerte allí en 1940. “Sollozos nerviosos e incontrolables cuando entré en la casa de Nae Ionescu en casa ayer por la mañana, dos horas después de su muerte ”, escribió. “Él es tan querido para mí”.

Sus diarios hacen referencia frecuente a uno de sus amigos más cercanos, Camil Petrescu, dramaturgo y novelista, que no hace ningún esfuerzo por ocultar su creciente antisemitismo a su amigo judío. En una ocasión, en un momento en el que Sebastián corre el riesgo de ser desalojado de su apartamento cuando se requieran casas judías y para no judíos, Petrescu expresa su enojo con Sebastián porque él no ha recibido una casa para él.

Al igual que el orador en el evento de Bucarest, uno tiene la impresión de leer la obra de Sebastian que, aunque nunca dejó de sufrir de antisemitismo, ni nunca lo disculpó, era una faceta tan cotidiana de su vida que aprendí a vivir con eso. En eso, su trabajo es una iluminación de la facilidad con que una narrativa venenosa se atrinchera y acepta. Pasa, como decimos en el lenguaje moderno, “la prueba de la cena”, en el sentido de que se puede decir y no objetar en una compañía educada.

La advertencia, entonces, del trabajo de Sebastian es estar atentos a tal retórica, por muy común que sea. Porque sabemos, ahora, los horrores a los que conduce.

‘París del Este’

Habiendo sobrevivido a la guerra, Sebastian fue atropellado por un camión del ejército cuando cruzaba la calle en 1945 y murió. Cayó en la oscuridad después de su muerte, cuando Rumania cambió la ocupación fascista por la dictadura comunista. Hasta la publicación de sus diarios, que habían sido sacados de contrabando de Rumania en una valija diplomática durante la década de 1960, era poco conocido en Rumania, y mucho menos fuera.

Pero en los años posteriores, el trabajo de Sebastian se ha descubierto internacionalmente. For Two Thousand Years se publicó en inglés en 2016, en una traducción de Philip O Ceallaigh, quien también tradujo Mujeres, y obtuvo elogios de la crítica. Su prosa fue comparada con la de Anton Chekov por el difunto dramaturgo y ensayista Arthur Miller. Con la publicación de Mujeres, sus cuatro novelas ahora están disponibles en inglés.

Como novela, Mujeres no provocará cuentas nacionales, ni nos obligará a examinar nuestros prejuicios y nuestra historia como lo ha hecho y sigue haciendo su otro trabajo. El libro resume una era diferente de la vida de Sebastian y, de hecho, de la de Rumania.

Su principal protagonista, Stefan Valeriu, es joven, idealista, intrépido, melancólico, pasa sus veranos en París o en la costa. Pertenece a una generación de jóvenes rumanos que miraron hacia Europa, que consideraban a Bucarest el “París del Este” y que se mostraba relativamente optimista sobre lo que venía para él y para su generación.

Es difícil leer Mujeres cuando sabes lo que vino después, la fealdad que estaba a punto de hacer añicos los sueños de la juventud: los años de persecución, de guerra, de supervivencia, solo para ser segada en la calle con solo 38 años. También es un raro placer leer a Sebastián así.

Cuando la vida era simple y en un momento en que las nubes de tormenta se estaban acumulando pero aún no habían desatado su furia sobre él, su país y el mundo.

Todos los días de la semana a las 1900 CET, Descubriendo Europa te trae una historia europea que va más allá de los titulares. Descargue la aplicación Euronews para recibir una alerta sobre esta y otras noticias de última hora. Está disponible en manzana y Androide dispositivos.

Latest articles

Bajo el agua – VoxEurop

Las intensas lluvias ininterrumpidas durante varios días provocaron inundaciones catastróficas en el norte...

Trump dice que el Partido Republicano perdió el Senado después de que sus quejas electorales ‘amañadas’ molestaran a los votantes

En una confesión sorprendente, aunque quizás involuntaria, el ex presidente Donald Trump explicó el sábado que el Partido Republicano perdió dos carreras por...

Los fiscales federales alegan que R. Kelly tuvo relaciones sexuales con dos adolescentes

R. Kelly ya enfrenta 22 cargos de abuso sexual contra niñas y mujeres, y parece que los fiscales federales están intentando que...

¡Los devotos fanáticos de Kanye West están vendiendo “bolsas de aire” de su fiesta de escucha “DONDA” por hasta $ 3,500!

Compañeros de cuarto, los fanáticos aún se están recuperando Kanye WestLa reciente fiesta de escucha en Atlanta para su próximo álbum “DONDA”,...
49.6k Followers
Follow

Related articles

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here

Translate »