Por que la lucha por la independencia catalana aún no ha terminado – POLITICO



Pulsa reproducir para escuchar este artículo

Carles Puigdemont es diputado al Parlamento Europeo y expresidente de Cataluña (enero de 2016 – octubre de 2017).

Tres años después de que Cataluña celebrara un referéndum histórico sobre la autodeterminación, todavía estamos muy lejos de resolver un conflicto que sigue negando a los catalanes el derecho a decidir su futuro.

El Estado español, inmerso en una crisis institucional de una profundidad no vista desde la muerte del dictador Francisco Franco, no ha podido presentar propuestas políticas para resolver la disputa.

Varios acontecimientos recientes se interponen en el camino del progreso.

El cargo más alto del país, la monarquía, ha perdido toda credibilidad. El apoyo público a la institución está en su punto más bajo la huida del rey Juan Carlos I, quien ha buscado escapar de una investigación por corrupción. La decisión de su hijo Felipe VI de alinearse con la rama política conservadora y de derecha es otro golpe para la reputación de la familia real. En Cataluña, algunos 71 por ciento de la gente dice que preferiría una república; sólo el 14 por ciento prefiere una monarquía. El hecho de que el dictador Franco fuera quien nombrar El hecho de que Juan Carlos sea su sucesor como jefe de Estado y, por lo tanto, restaure la monarquía cuando muera, sin duda desempeña un papel en el creciente rechazo de la gente a la monarquía.

Hasta que el Estado español no realice profundas reformas estructurales, el país no puede pretender funcionar como una democracia ejemplar.

Otro pilar fundamental del Estado, el Poder Judicial, fue señalado por la Comisión Europea para las críticas en su primer informe sobre el estado de derecho El miércoles, aunque el informe no mencionó los casos particulares de disidentes catalanes, silencio que corre el riesgo de habilitar los peores instintos de la política y los jueces españoles.

El poder judicial ha estado librando una cruzada implacable contra la independencia catalana. A principios de esta semana, el Tribunal Supremo de España mantuvo una sentencia que Quim Torra, el presidente de Cataluña, fue culpable de desobediencia por colgar una pancarta que pedía la libertad de los presos políticos y exiliados durante una campaña electoral en 2019 y negarse a retirarla, invocando el derecho fundamental a la libertad de expresión.

La decisión convierte a Torra en el tercer presidente consecutivo de Cataluña en ser destituido o inhabilitado de su cargo por sus decisiones políticas. Artur Mas fue destituido por haber organizado la consulta popular el 9 de noviembre de 2014 sobre el derecho a decidir de los catalanes. Me destituyeron por haber organizado el referéndum de autodeterminación el 1 de octubre de 2017.

La decisión es particularmente atroz teniendo en cuenta que el parlamento de Cataluña no ha tenido libertad para decidir quién podría ser elegido presidente esta legislatura, y que un candidato, Jordi Turull, fue encarcelado en medio del debate de investidura.

Hasta que el Estado español no realice profundas reformas estructurales, el país no puede pretender funcionar como una democracia ejemplar. Su poder judicial se ha politizado: su composición es un reflejo de la época en que el derechista Partido Popular controlaba el país con mayoría absoluta en todas las instituciones. La última decisión del Tribunal Supremo fue un claro ejemplo de cómo la derecha, nostálgica tanto del poder como del franquismo, utiliza la institución para impulsar las políticas que la democracia negó a la derecha y la extrema derecha.

En cambio, la situación sigue siendo la misma: desequilibrios territoriales, total falta de respeto por la lengua y la cultura catalanas, un déficit fiscal injusto, centralismo desenfrenado y un uso preocupante del código penal para silenciar a los disidentes políticos, incluida la posibilidad de obligarlos a ser “Reeducado” en la fe constitucional.

Y, sin embargo, a pesar de los esfuerzos del estado, el apoyo popular a esta causa legítima se ha mantenido fuerte. La pelea no ha terminado.

Cuando decidí exiliarse hace tres años, fue para defender nuestros derechos colectivos: los de una minoría nacional que tiene derecho a ser representada por el pueblo que elija y a decidir libre y pacíficamente su futuro.

Todos los políticos y activistas en el exilio lo hemos podido hacer gracias a países en los que la separación de poderes es una garantía real, no solo retórica. Estas plenas garantías democráticas fueron necesarias para defendernos de un Estado español todopoderoso que antepone el interés de la “patria” a los principios de justicia y democracia.

Dijimos que resistiríamos y resistimos. Hemos mantenido la presión contra un sistema represivo e incluso fortalecido nuestro apoyo electoral. Algunos de nosotros fuimos elegidos diputados al Parlamento Europeo, a pesar de que las autoridades españolas al principio nos negaron el derecho a participar y luego buscó bloquear nuestro reconocimiento como diputados electos.

Estamos decididos a revalidar nuestra mayoría absoluta en el parlamento catalán en las próximas elecciones autonómicas y renovar la legitimidad de un gobierno claramente independentista.

También estamos decididos a lograr el apoyo necesario para llevar a cabo el proyecto que comenzó hace tres años, de la misma manera cívica, democrática y pacífica que lo hicimos en ese entonces.

Habiendo visto de primera mano las siniestras consecuencias de no poder decidir libremente nuestro futuro, no podemos permitirnos ser complacientes.



Latest articles

La mejor receta de cerdo agridulce

Este sitio web puede contener enlaces de afiliados y publicidad para que podamos proporcionarle recetas. Leer mi política de privacidad.Este sensacional cerdo...

10 lecturas dominicales: el panorama general

¡Aparta tus ojos! Mi Domingo por la mañana observe la incompetencia, la corrupción y las fallas de políticas: • No se puede permitir...

‘Saturday Night Live’ rinde homenaje a los difuntos Anne Beatts, DMX – Fecha límite

Esta noche, Sábado noche en directo rindió homenaje fotográfico a Anne Beatts y DMX, ambos murieron esta semana. Beatts, uno de los escritores originales...

Anchoring the worlds with flexible and high-performance on-chain governance

Con la adopción acelerada, el potencial de blockchain para transformar la vida en todos los sentidos, desde cómo se llevan a cabo los...
49.6k Followers
Follow

Related articles

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here

Translate »