Un nuevo contrato entre el estado y el mercado



Existe un fuerte debate académico y político sobre la mejor manera de implementar las políticas más adecuadas para superar la crisis pandémica. Por un lado, hay quienes dicen que el Estado debe desarrollar una estrategia global que se enfoque en el papel de la inversión como facilitador del crecimiento. Por otro lado, sin embargo, hay quienes prefieren una solución de libre mercado centrada en la participación empresarial. La crisis es cada vez más compleja y sin resultados medibles. Necesitamos, en este sentido, un nuevo contrato entre el Estado y el mercado para llegar a la respuesta correcta para un futuro viable.

La mejor solución a esta compleja crisis global parece ser un nuevo tipo de política pública que se centre en una nueva y efectiva alianza entre todos los actores relevantes – incluidos los estados, universidades, empresas, sociedad civil – para construir un verdadero estrategia de confianza en la implementación de diferentes políticas. La innovación, la creatividad y el conocimiento, como motores de creación de valor añadido con difusión internacional, es una apuesta estratégica para que quienes tienen la responsabilidad de pensar en producir bienes y servicios. Ésta debe ser la base del nuevo contrato que necesitamos para el futuro.

El mercado juega el papel más importante cuando defendemos una cultura y una actitud emprendedoras activas. Necesitamos que las personas tengan un nuevo desafío y las personas deben ser la plataforma de una sociedad más emprendedora que se base en nuevas áreas de conocimiento y nuevos sectores de valor. En este tipo de sociedad, la palabra clave es ‘cocreación’. Promover un proceso de creación dinámico y activo que involucre a cada ciudadano es el principal desafío para los próximos años y las personas deben comprender el valor real de su propia contribución individual a la comunidad global.

La contribución de un estado nuevo y eficaz es fundamental al mismo tiempo. No será posible construir las bases de una sociedad más competitiva e integradora con la capacidad de brindar un ecosistema social y económico que contenga las herramientas adecuadas para la cooperación y la participación. El nuevo concepto de construcción del Estado se centraría más en el papel de las condiciones estratégicas que permitan a la sociedad tener la capacidad de implementar su proceso de construcción de valor.

Necesitamos que el Estado y el mercado sean simultáneamente los promotores adecuados de una nueva cultura de integración y construcción de ventajas competitivas. Esto no se hace por ley, sino por un proceso fuerte y progresivo de construcción social y económica, donde el individuo tiene la posibilidad y el derecho de participar y dar un aporte.

Creemos en el estado y en el mercado. Creemos en un futuro en el que este nuevo contrato pueda ser la base de una nueva agenda de confianza para nuestra sociedad.

Latest articles

$3.6 billion worth of Bitcoin coaxed from long-term storage by November rally

El rally de noviembre de BTC para probar los máximos históricos de precios vio más del 1% de la oferta de Bitcoin salir...

7 mejores Airbnbs en Bilbao, España

7 de las mejores ofertas de Airbnb en Bilbao, España Tla ciudad de Bilbao es un lugar que encantará a los hombres...

¿Qué habilidades te harán conseguir un trabajo como RRHH en 2020?

La gestión de recursos humanos significa la ejecución de personas en una asociación. Maneja todas las partes de los representantes y...

Related articles

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here

Translate »