São Bernardo – novela brasileña traducida por Padma Viswanathan




São Bernardo es una novela de Graciliano Ramos (1895-1953), un famoso escritor del estado de Alagoas, en la remota esquina noreste de Brasil. Padma Viswanathan ha traducido esto al inglés y lo publicó New York Review Books en mayo de 2020.

Es la historia de Paulo Honório, un campesino pobre que se convierte en dueño de la finca São Bernardo pero finalmente pierde todo y escribe sus memorias. Paulo, el analfabeto y rudo, va a cárcel por apuñalar a un chico por una chica. En la prisión, aprende lectura y escritura básicas. Después de salir de la cárcel, se convierte en comerciante itinerante y gana algo de dinero. Con eso compra la finca donde solía trabajar como jornalero. Transforma la finca en productiva con riego, represas, cultivos de algodón, huertas, ganadería, aserradero y desmotadora de algodón. Se convierte en un terrateniente rico y da trabajo a otros. En el camino, se las arregla para derrotar a rivales celosos y asesinos y hace saber que no se puede molestar con él. Es un maestro de tareas difíciles y espera resultados productivos para el pago de su salario. Llama la atención de periódicos y políticos de la zona.

Después de haber alcanzado un estatus respetable, busca una mujer adecuada para casarse y tener hijos que heredarán su propiedad. Se casa con Madalena, una pobre maestra de escuela de un pueblo cercano. Madalena es amable, gentil y generosa con las familias que trabajan en la finca de su esposo. Ella le ruega a su esposo que sea menos severo y más humano en el trato con los trabajadores. Pero Paulo lo encuentra como una molestia e interferencia con la administración de su granja. Con su vocabulario y conocimientos limitados, no comprende las conversaciones literarias y políticas de su esposa con el editor del periódico, el maestro de escuela, el abogado y el sacerdote que visitan su casa. Desconfía de sus ideas sobre el comunismo y la revolución. Empieza a sospechar de la infidelidad de su esposa y está celoso de sus interacciones con otros hombres. Se vuelve paranoico y la maltrata con dureza. Finalmente, él le habla abiertamente sobre sus sospechas. Incapaz de soportar el sufrimiento, la inocente Madalena se suicida. A partir de entonces, la gente educada y amiga de Madalena se aleja de Paulo.

Convertirse en un terrateniente con suficiente riqueza y un estatus respetado con una chica de ciudad educada como esposa no le da a Paulo paz y satisfacción. Irónicamente, su éxito lo ha aislado y ha hecho que su vida sea solitaria e imposible. Desdeña tanto a la clase trabajadora de la que proviene como a la élite adinerada a la que pertenece ahora. Es duro con los trabajadores y siempre se queja de que son perezosos y eluden responsabilidades. Sospecha de la gente educada y astuta de la ciudad como explotadores. Cuando un periódico de la ciudad publica artículos que lo critican, se enfrenta al editor y lo golpea con un látigo. Cuando Madalena da a luz a un hijo, no tiene ningún sentimiento de ternura ni siquiera hacia el niño que es débil y enfermizo. El amor y el afecto están ausentes en el vocabulario de Paulo.
Al final, Paulo recuerda los ‘cincuenta años despilfarrados sin sentido, maltratándome a mí mismo y maltratando a los demás, con el resultado de que me he endurecido, tan insensible que ningún rasguño podría penetrar esta piel gruesa y lastimar el alma embotada por dentro. Si me veo en un espejo, me molesta mi propia boca dura y mis ojos duros. Apuesto a que tengo un corazón diminuto, huecos en el cerebro, nervios diferentes a los de otros hombres. Por no hablar de una nariz enorme, una boca enorme y unos dedos enormes. Si así me veía Madalena, debió encontrarme increíblemente feo ”.
Reflexionando sobre sus errores y logros, Paulo comienza a escribir su historia con el título “São Bernardo”, Que es el nombre de su finca. Cuenta su historia en el idioma de la clase que dejó atrás, pero en beneficio de la clase educada que no le gusta. Escribe la historia como habla. Eso es una historia simple, simple, seca y lineal sin giros, vueltas o suspenso. No se mencionan el fútbol, ​​el carnaval, la samba o las playas para recordar a los lectores la animada cultura brasileña. No hay realismo mágico latinoamericano. No hay acrobacias verbales borgesianas, tramas laberínticas o inventos intelectuales. No hay pasajes que se puedan citar ni perlas de sabiduría. No es necesario consultar la wikipedia.
El lenguaje utilizado en la novela de Ramos es típico de las zonas rurales del estado de Alagoas, noreste de Brasil. Alagoas es uno de los más pequeños y pobres de los veintisiete estados de Brasil. En la nota del traductor, Padma Viswanathan habla sobre los desafíos que enfrentó al traducir las expresiones locales utilizadas en la novela. Tuvo que aceptar la ayuda lingüística de nativos brasileños.
Encontré esta novela de Ramos similar en algunos aspectos a las de Jorge Amado, mi autor brasileño favorito. Amado también es de la parte noreste de Brasil, pero del estado culturalmente más rico de Bahía. Amado usa un estilo similar de narración directa de historias y representación de personajes. Pero los personajes de Amado son más coloridos, juguetones y animados. Las novelas de Amado son enciclopedias de las expresiones, tradiciones, festivales, comidas y rituales de los afrobrasileños dominantes en la región de Bahía.
São Bernardo se publicó originalmente en 1934. La traducción de Padma al inglés acaba de ser publicada en mayo de 2020.
Graciliano Ramos es llamado como “el Faulkner de Brasil”. Mientras William Faulkner se hizo mundialmente famoso y ganó el premio Nobel, Ramos no es conocido fuera de Brasil. Faulkner sentía simpatía por estos autores latinoamericanos y estableció el Proyecto de Novela Iberoamericana para buscar y publicar las mejores novelas de todos los países sudamericanos. La otra novela de Ramos, “Vidas Secas” (vidas secas), fue elegida representante de Brasil para el premio Faulkner en 1962.
La propia Padma Viswanathan es una conocida autora de dos novelas: The Toss of a Lemon y The Ever After of Ashwin Rao. Es profesora asociada de escritura creativa en la Universidad de Arkansas en Fayetteville, EE. UU.
Padma y yo compartimos el nombre de Viswanathan. En su caso es un apellido pero para mí es el nombre. Viswanathan es un nombre urbano común del sur de la India, pero raro en mi pueblo de Tamilnadu, que tiene algunas similitudes con el interior del estado de Alagoas. Habiendo sido criado en medio de granjas y ganado por un tío analfabeto, pude comprender y compartir plenamente los sentimientos duros y secos de Paulo, el personaje campesino de la novela. Como paulo, my tío sospechaba de la gente educada. Estaba en contra de mis estudios secundarios y universitarios basándose en su firme creencia de que un poco de lectura era suficiente para administrar las tierras y el ganado. El único chico que tenía una maestría en nuestro pueblo se volvió loco. Sus gritos y chillidos solían perturbar nuestra calle por las noches. Esta fue la confirmación del temor de mi tío de que leer demasiado pudiera hacer girar la cabeza. Cada vez que mi tío veía un libro en mis manos, me recordaba al loco.
Me gusta Paulo, mi tío nunca expresó ningún cariño ni pronunció un palabra amable, alentadora o elogiosa a mi. Nunca me preguntó qué me gustaba o qué necesitaba. Tuve que dirigir mis solicitudes a través de mi tía, el canal adecuado. Pero era muy exigente con la zona de césped a la que debería llevar el ganado a pastar y el tipo de hierba que debía cortar y llevar para las vacas. Nunca podré olvidar la paliza pública que me dio un día por llevar el ganado a pastar a una zona diferente a la que me había indicado. Por supuesto, él mismo no buscaba placeres, comodidades o lujos para sí mismo. Vivió una vida austera y sencilla y estuvo confinado por completo al pueblo durante toda su vida. Esperaba sinceramente que siguiera sus pasos. Pero los libros realmente volvieron mi cabeza pero de manera positiva. Luché después de cada vacación de verano para volver a los estudios. La educación me ayudó a escapar del pueblo y experimentar no solo las ciudades de la India sino también Brasil durante unos años.
En la nota de su traductora, Padma dice que “las acciones, actitudes y lenguaje de Paulo nos atraen a regiones incómodas de simpatía y desidentificación simultáneas”. Pero con mi origen en un pueblo y la experiencia de mi tío, encontré una cómoda identificación y resonancia en la historia de São Bernardo, que me trajo mi propia saudade (nostalgia en portugués) por mi pueblo y Brasil.

Latest articles

BLM Houston realiza vigilia en honor a George Floyd

Varios miembros de Black Lives Matter - Houston se reunieron el martes por la noche para honrar a George Floyd después de que...

Los Raiders de Las Vegas son arrastrados en las redes sociales por el tweet ‘I CAN BREATHE’ después del veredicto de Derek Chauvin

Mientras la gente celebra el histórico de hoy sentencia condenatoria En el juicio de Derek Chauvin, los Raiders de Las Vegas intentaron participar...
49.6k Followers
Follow

Related articles

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here

Translate »