Trabajadores de la OMS son acusados ​​de abuso sexual durante la respuesta al ébola en el Congo


GINEBRA – La Organización Mundial de la Salud, que ya lucha por liderar una respuesta global a la pandemia de coronavirus, se ha visto afectada por acusaciones potencialmente dañinas de que los médicos y otros empleados que trabajan en la respuesta de la agencia a un brote de ébola en la República Democrática del Congo vendieron empleos por sexo. .

The New Humanitarian, una organización de noticias sin fines de lucro con sede en Ginebra, y la Fundación Thomson Reuters publicaron el martes los resultados de una investigación de un año en el que 30 de las 51 mujeres entrevistadas denunciaron explotación por parte de hombres identificados como trabajadores de la OMS en el brote de ébola a partir de 2018.

La OMS, una agencia de las Naciones Unidas que dice tener una política de tolerancia cero hacia el abuso sexual, dijo que sus líderes y personal estaban indignados por los informes y prometieron una investigación “sólida”.

“La traición de las personas en las comunidades a las que servimos es reprobable”, dijo la OMS en un comunicado el martes sobre el informe. “No toleramos tal comportamiento en ninguno de nuestro personal, contratistas o socios”, agregó. “Cualquier persona identificada como involucrada deberá rendir cuentas y enfrentará graves consecuencias, incluido el despido inmediato”.

Las acusaciones también trajeron un nuevo escrutinio a las luchas de las Naciones Unidas con el problema de décadas de explotación sexual por parte de las tropas de mantenimiento de la paz, que surgió en conflictos en Bosnia en la década de 1990 y en emergencias más recientes en lugares como la República Centroafricana y Haití.

Las 51 mujeres entrevistadas dijeron a los periodistas de investigación que habían sido presionadas para proporcionar sexo a empleados de la OMS y de otras organizaciones internacionales de ayuda, así como del Ministerio de Salud del Congo. Enfrentaron la presión cuando buscaban trabajo y, en ocasiones, los hombres rescindieron los contratos de quienes se negaron, dijeron las mujeres.

Ocho mujeres dijeron que fueron explotadas por empleados del Ministerio de Salud. Otros informaron de encuentros con hombres de grupos de caridad como World Vision, UNICEF y la organización médica ALIMA.

El informe dijo que World Vision había abierto una investigación interna y había descrito las acusaciones como “impactantes”, mientras que ALIMA dijo que investigaría los cargos.

Jean-Jacques Simon, portavoz de UNICEF en la capital congoleña, Kinshasa, dijo en el informe que su organización había recibido información relacionada con empleados de dos organizaciones asociadas que parecían ser diferentes a los casos reportados por The New Humanitarian y Thomson Reuters. UNICEF no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios sobre las acusaciones contra su propio personal.

El Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, dijo que su investigación, además de investigar estas acusaciones específicas, también abordaría cuestiones más amplias de protección de civiles en emergencias.

Las acusaciones investigadas en Congo se centraron en la ciudad nororiental de Beni, un punto focal en una batalla de dos años contra un brote del mortal virus del Ébola al que la OMS envió a unos 1.500 miembros del personal y consultores. Las organizaciones internacionales desplegaron miles más.

El ministro de salud del Congo, Eteni Longondo, dijo a la investigación que no había recibido informes de explotación por parte de trabajadores humanitarios, pero los periodistas encontraron que las cuentas eran tan numerosas y similares que la práctica parecía generalizada.

Las mujeres dijeron que se les propuso en oficinas, hospitales y centros de contratación externos donde se exhibían listas de puestos vacantes. La práctica era tan común, dijo una mujer a los periodistas, que el sexo se convirtió en “un pasaporte para el empleo”.

Algunas de las mujeres trabajaban como cocineras, limpiadoras o trabajadoras de extensión comunitaria con un salario mucho más alto que el promedio local. Una mujer, una sobreviviente del ébola cuyo esposo había muerto a causa de la enfermedad, dijo que fue drogada y abusada después de ser invitada a una sesión de asesoramiento psicológico. Dos mujeres dijeron que quedaron embarazadas por sus abusadores.

Los entrevistados no conocían las nacionalidades de todos sus abusadores, pero identificaron a hombres de países occidentales como Bélgica, Canadá y Francia, y de naciones africanas como Burkina Faso, Guinea y Costa de Marfil.

Las mujeres hablaron con los reporteros bajo condición de anonimato y dijeron que no habían denunciado previamente el abuso por temor a sufrir represalias o perder sus trabajos, o por vergüenza.

Los relatos de las mujeres fueron ampliamente corroborados por conductores de agencias de ayuda que dijeron a la investigación que habían llevado a mujeres a hoteles, hogares y oficinas del personal de ayuda. Un conductor dijo a los periodistas que “era tan regular, era como comprar comida en el supermercado”.

Latest articles

El sobrino de Beyonce, Daniel, SE ROMPE con Skai Jackson; ¡Están luchando en IG!

El sobrino de Beyonce, Daniel, estaba saliendo con la estrella de Disney Skai Jackson, hasta hace unas semanas. Ahora el...

Pagar a los trabajadores para que se vacunen – REVOLUCIÓN marginal

Trader Joe's es la empresa más reciente que ofrece un incentivo para los trabajadores que reciben la vacuna COVID-19. La cadena de supermercados con...

Lo mejor de 5G está por llegar

Rusia, que abarca casi dos continentes, es una nación llena de sorpresas y maravillas. Asegúrese de encontrar algo que le interese, ya...

‘Glitch’ hace que algunos con citas sean rechazados del mega sitio de vacunas de Minute Maid Park

HOUSTON - Una supuesta "falla" el sábado obligó a los funcionarios de salud de Houston a rechazar a algunas personas con citas para...

Related articles

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here

Translate »